jueves, 7 de abril de 2011

LO CUANTITATIVO Y LO CUALITATIVO: Método, Metodología o Paradigma de Investigación

Autor: Soc. Hernán José Puerta Vicent

Dirección Electrónica: hernanpuertav@yahoo.com

Resumen. Lo cualitativo o lo  cuantitativo forma parte de un debate asociado a la discusión de los términos paradigma,  método y metodología, en virtud de lo cual para su abordaje hace necesario una aclaratoria previa de estos conceptos.

Visto  como método, el uso de estos términos aluden el uso de elementos tantos teóricos como prácticos-procedimentales. Es decir, estos se sustenta en una base teórica practico desde la cual se define las características ontológica y epistemológica del objeto de estudio, así como las estrategias, las técnicas e instrumentos así como los criterios de validación del conocimiento a producir (dimensión metodológica del proceso investigativo).

En este ensayo, considerando los punto de vista de varios autores,  se ofrece un análisis y una reflexión, acerca de la definición de estos términos,  y además, se  hace referencia a las características, ventajas y desventajas de las modalidades investigativas cuantitativas y cualitativas, al proceso de investigación visto desde ambas perspectivas y finalmente al debate  sobre posibilidades de  integración de lo cuantitativo y cualitativo como método.


Introducción
Algunos autores cuando refrieren lo cualitativo o lo  cuantitativo lo asocian  a paradigma, otros a modelos epistémicos, o a método o a metodología. Mientras que para Hurtado (2001) lo cualitativo y lo cuantitativo alude a técnicas de recolección y análisis de  datos y no a modelos epistémicos, para  Cerda (1991) estos términos se asocian o alimentan de las distintas concepciones teóricas o enfoques filosóficos. De acuerdo con este autor, cuando alguien hace referencia al modelo cuantitativo pudiera estar haciéndose mención al positivismo o al empirismo, o al estructural funcionalismo. Así mismo, pudiera decirse que el método “etnográfico” (identificado como cualitativo) aplicado por Malinowski se sustenta  la postura  estructural funcionalista - concepción teórica que fundamenta lo cuantitativo- cuyo objetivo base fundamental es considerar que todas las partes sociales de un grupo humano están relacionadas entre sí y cumplen una función dentro de un del sistema.

De allí es que, previo al abordaje de lo cuantitativos y cualitativos, se hace necesario  aclarar los conceptos de paradigma, metodología, método y técnica de investigación. Sobre estos asuntos se disertara en las próximas líneas, describiendo además algunos aspectos  relativos a características, ventajas  de lo cuantitativos y cualitativos como método, al proceso de investigación visto desde la perspectiva cuantitativa y cualitativa y a la  integración de cuantitativo y cualitativo como método.

Acerca del concepto de paradigma 

Sabino nos recuerda que  el  proceso de investigación científica,  el  método en el que se sustenta hace uso de un modelo de trabajo – Paradigma- que lleva implícito una visión epistemológica particular.  Al respecto, Hugo La cerda (1991) señala que detrás de cada modalidad investigativa, se encuentra una concepción filosófica que la sustenta teóricamente (p.27).

A tal modalidad se le denomina Paradigma. Este término que refiere un modelo que lleva implícito una cosmovisión del mundo, un modelo desde el cual se piensa o analizan hechos y se producen nuevos conocimientos.

Patton referido por Jacqueline Hurtado (2000) lo define paradigma como una visión del mundo, una perspectiva general, un modo de desmenuzar la complejidad de la realidad  y poseen un carácter normativo.  (p. 3).

 Para Guillermo Briones, citado por Cerda señala que paradigma es una concepción de una ciencia, de los problemas para estudiar, de la naturaleza de sus métodos y de la forma de explicar, interpretar o comprender sus resultados de la investigación realizadas. Cerda (Ob.cit) señala además que  los paradigmas de investigación no emergen de las escuelas filosóficas considerando que estos se nutren de los elementos conceptuales de las distintas corrientes de pensamientos. Así por ejemplo, el positivismo se nutre del empirismo, mientras el funcionalismo se nutre de ambos. Para Cerda los paradigmas de investigación se constituyen en unos puntos intermedios entre la concepción filosófica, la actividad y los procedimientos metodológicos propios de la investigación. No es más que la traducción en términos operativos y metodológicos de las ideas y conceptos y representaciones teóricas que se efectúan sobre el objeto de estudio.  De acuerdo a estos planteamientos los paradigmas se asumen como punto intermedio entre los principios y los conceptos teóricos propios sobre la cual se sustenta la investigación científica y los principios de carácter operativos y metodológicos de la investigación como tal. Este busca remediar las contradicciones entre la teoría y la práctica entre lo conceptual y lo operativo. Se agrega además que en todo caso este constituye un proceso de legitimación de la producción de conocimiento científico, de legitimación de la ciencia. Ya Tomas Kuhn citado por Jacqueline Hurtado lo definía como un conjunto de logros compartidos por una comunidad científica, empleado por esta para definir y buscar soluciones legitima a problemas planteados.

De la metodología, métodos y técnicas de investigación

El termino Metodología posee diversas definiciones. En ocasiones Metodología y Técnica son dos términos que se utilizan indistintamente para indicar las series de procedimientos que se siguen para lograr algo propuesto. Este se relaciona por un lado con el concepto de epistemología considerando que ella se encarga del estudio de conocimiento  y la metodología al estudio de los métodos para lograr esos conocimientos. Por otro al concepto de técnica. Ambos nos llevan a resolver problemas. Términos además que nos indica el camino, los procedimientos, recursos, los instrumentos a utilizar en la solución de un problema. Quizás la diferencia entre ambos términos estriba en que la técnica solo obedece a un carácter puramente procedimental e instrumental mientras que el método a algo más que a un conjunto de técnicas.

A cerca del concepto de metodología

Morles, Victor (2002) describe dos acepciones del termino Metodología. Una primera de uso limitado que se refiere a  los procedimientos que se utilizan para lograr los objetivos propuestos. Y una segunda que la considera como el estudio critico del conjunto de operaciones y procedimientos racionales y sistemáticos que se utilizan para dar soluciones a problema de carácter teóricos y prácticos planteados.

Se le considera la ciencia de los métodos, entendiéndose este último término como el conjunto de actividades físicas e intelectuales, ordenadas, sistemáticas y racionales para lo cual se requieren de técnicas, medios o instrumentos materiales específicos para cada caso en particular.  Kaplan citado por  Morles  señala que la metodología implica un proceso de descripción, explicación y justificación de los métodos. (p.57)

A cerca del concepto de método
La palabra Método, razón de estudio de la metodología, deviene del griego y significa camino hacia algo. Al calor del debate y a través de la historia ha surgido una diversidad de métodos. Estos llevan implícito una manera inseparable de concebir  y de abordar la realidad. Así por ejemplo entre racionalistas y empiristas se contraponen la Razón y  experiencia pero para otros se articulan para dar paso a distintos formas de producción de conocimiento. Estos transitaron desde la intuición y la observación como los primeros métodos, pasando por la lógica aristotélica, la medición de galileo, la inducción de Bacón o la deducción escolástica, el análisis y la síntesis de Kant, la dialéctica de Engel y Marx, el positivismo de Comte y Emile Durkheim. El que predomina hoy en la comunidad científica, en las universidades y  heredado de la cultura occidental es el conocido método hipotético deductivo, método científico, que se enmarca dentro del enfoque positivista. Más aun  no es el único. Ante este método se contrapone el histórico dialectico. Si el método fuera único, la ciencia progresaría linealmente y se hace evidente que no ha sido así. Las ciencias sociales, por ejemplo, tienen una especificidad que involucra además una especificidad en su método. Su carácter subjetivo, intersubjetivo  y complejo hace necesario de un método que se ajuste a su naturaleza.

El método científico es el medio gracias al cual se descifran los hechos. Pero si estos no están dados ni son acabados de una vez y para siempre, es evidente que existen distintos códigos para descifrarlos de la realidad, que existen distintas concepciones con la cuales se han de interpretar la realidad. 

Hurtado L. y Toro G. (2001) señala que no existe -solo-  el método científico sino una diversidad de métodos que son  a la vez discursos éticos que generan normas para la práctica y que se corresponden  con los diversos paradigmas y etapas históricas determinadas. El método es una conjunción teórica práctica, de estrategia y táctica, que se  encuentran condicionados por el paradigma del investigador.  (p. 55).

Es claro que el método forma parte de la “ciencia”, sin embargo esto no significa que sea un camino rígido. No es un recetario de técnicas e instrumentos, no son simples herramientas procedimentales  o instrumentales. Es más bien una orientación mental, es una actitud.  Es un discurso articulado, coherente, sistemático y flexible y no por ello menos riguroso que orienta y determina la práctica Investigativa. Es teoría y es práctica.

De acuerdo con Morles, V (ob.cit) además de las dimensiones: a.- Estratégica que referida a  las formas  y  medios a utilizar para lograr los objetivos. b.- Formal  que lleva implícito una forma producción intelectual que se logra en función de los objetivos o problemas a resolver. c.- Lógica referida a la articulación coherente que deben poseer los procesos de producción intelectual para resolver determinados problemas. Y d.- técnica la que constituye la serie de procedimientos, operaciones e instrumentos concretos que se asumen como componente; el método también posee una dimensión o postura ideológica la cual se corresponde con los intereses de la persona. O con los enfoques teóricos o modos de abordar un problema.  Así por ejemplo se encuentran  a aquellos que asumen la realidad tal cual como se presenta y en consecuencia lo importante en el proceso de investigación es revisar, corregir evitar conflictos o preservar el estatus quo. Entre ellos destacan entre otros,  los positivistas, funcionalista y  empirista. Y del otro  en contraposición al primero encontramos al critico,  que asume la realidad como un proceso contradictorio, dialéctico, cambiante posible se ser transformado, quienes en  problemas relacionado con el conocimiento lo fundamental es la reflexión critica, la teoría y la ruptura con la prevaleciente.

Todo método de investigación se realiza desde una plataforma conceptual, un paradigma que define las características del objeto de estudio, las estrategias, las técnicas e instrumentos así como los criterios de validación del conocimiento producido. En este sentido la relación entre el modelo metodológico y el concepto del objeto de estudio es fundamentalmente dialéctica, es decir constituyen un binomio inseparable. Es ese concepto lo que determina la elección de los procedimientos metodológicos.

Esta afirmación coloca sobre el tapete la discusión acerca de la neutralidad valorativa o no del método científico, acerca de la objetividad o no del proceso de investigación. Pretender objetividad nos ubica en una concepción positivista que asume a la ciencia y su método como una entidad autónoma de su contexto social de creación y aplicabilidad. Que concibe además  a un proceso de producción de conocimiento en donde el sujeto se separa y se distancia del objeto de estudio.

En tanto que pretender subjetividad no ubica en una concepción critica en donde el sujeto no puede desprenderse de sus juicios valorativos, del contexto de creación del conocimiento y de su aplicabilidad. Se trata de aquella que  articula dialécticamente al sujeto con el objeto, que los concibe como unidad inseparable. Adicionalmente considera que  la historia de la humanidad y de la producción de conocimiento ha sido producto de esa articulación dialéctica entre el sujeto y su contexto.

De lo cuantitativo y cualitativo desde la  perspectiva del Método
Antes de entrar en detalles acerca de los enfoques cuantitativos y cualitativos del método quisiera aclarar que tanto la cantidad como  la calidad de los fenómenos constituyen aspectos de la realidad. Son categorías inseparables y ellas reflejan aspectos de la realidad objetiva. De hecho el materialismo dialectico considera que la acumulación de cambios cuantitativos graduales conduce a cambios esenciales, radicales y cualitativos. De igual forma las cualidades o propiedades de los fenómenos como unidad, sus contradicciones, conducen a cambios cuantitativos y a su vez cualitativos.

La cantidad se asume como distinta a la cualidad porque singulariza al objeto, determina su grado de desarrollo o la intensidad de sus propiedades, su tamaño o volumen expresando este mediante números. Mientras que la cualidad revela las propiedades de los fenómenos, sus características particulares, este de alguna forma expresa el concepto global concreto de los fenómenos. Las cualidades determinan lo esencial del fenómeno u objeto, es lo que permite diferenciarlo de otros.

Desde la perspectiva del Método, usualmente lo cuantitativo se asocia a medición, al acto de asignar números mediante reglas a eventos, hechos o fenómenos. Lo que se mide en este caso no son las propiedades sino los indicadores de esas propiedades. Mientras que lo cualitativo se asocia a las cualidades de los hechos, ello no significa que se pueda usar datos cuantitativos pero no es lo que predomina, su interés se centra en el estudio de las propiedades de los fenómenos o hechos.

Rodríguez G., Gregorio (1999) señala que en términos genérales existe un acuerdo en que la naturaleza de los problemas de investigación sirve de guía y coadyuva a la elección de un enfoque u otro, sin embargo este aspecto solo hace referencia al carácter instrumental del método. Para este autor los métodos de investigación surgen bajo concepciones y necesidades de los investigadores quienes trabajan desde una disciplina concreta del saber, la cual determina a su vez la utilización de métodos concretos. (p.  39)

 En este sentido coincide por lo planteado Morles Victor. (loc.cit.) cuando identifica, además del carácter estratégico, lógico e instrumental del método, la dimensión conceptual-teórica del investigador como ya se ha mencionado anteriormente. De tal manera que lo cualitativo cuantitativo o de un método lo definen su intencionalidad sustantiva, su fin último, sus características y el enfoque que los orienta.

Visto a la luz de los elementos que define un método cuantitativo o cualitativo anteriormente descrito, lo que interesa al modelo cuantitativo, su fin ultimo, su intencionalidad es describir, analizar relaciones de variables en función de una magnitud, cantidad o extensión determinando. Estas deben ser observables y medibles  mediante una serie de modelos matemáticos o estadísticos. Lo cuantitativo como método, si es que se puede hablar de métodos cuantitativos, se sustenta en el enfoque positivista, considerando que este asume la realidad social (y también natural) como un objeto externo al sujeto. Para este enfoque tanto la naturaleza como la sociedad responde a leyes invariables, universales y absolutas, siendo su objetivo es el explicar causalmente los fenómenos por medio de esas leyes. Para ello hace uso de un Método científico.   Entre las características se pueden mencionar:                  

De las características de los métodos cuantitativos.
·         Son inductivos, deductivos o ambos modos. Parten de hechos concretos y específicos o de teorías o postulados para luego ir a comprobar la realidad.
·         Poseen una perspectiva analítica.
·         Abordan a las personas como objetos de estudio y no como sujetos.
·         Pretenden una neutralidad valorativa. El científico se mantiene como  un observador sin involucrarse con el hecho o situación.
·         Busca reproducir numéricamente las relaciones que se dan entre los objetos y los fenómenos.
·         Se dice objetivo.
·         Se orienta a la comprobación de suposiciones.
·         Hace énfasis en la tanto en la validez como en la confiabilidad de los datos los cuales se logran mediante la aplicación de rigurosos procedimientos estadísticos.
·         Son rígidos en cuanto a su aplicación
·         Intenta generalizar estudios de numerosos casos.
·         Utiliza técnicas cuantitativas para la recolección y procesamiento de datos. La enumeración y medición de los datos constituyen una condición necesaria.  Hace uso de las matemáticas y de la estadística como métodos de comprobación.

De las ventajas y limitaciones de los métodos cuantitativos.
Los métodos cuantitativos,  se fundamentan en enfoques que consideran la realidad social a imagen y semejanza de la realidad física. Su fuente epistemológica predominante es el Positivismo, enfoque que imprime al mundo social un carácter estático. Por lo que su  abordaje se restringe a lo medible a lo cuantificable, a mantener lo establecido. Su característica fundamental es  la selección subjetiva e intersubjetiva de indicadores de ciertos elementos de procesos, hechos, estructuras y personas.  Por lo que conduce al fraccionamiento de la realidad en variables aislables. Es decir, que nunca ven un fenómeno integrado, sino a un conjunto de partículas de los fenómenos relacionados con la observación.

De hecho, si asumimos la realidad social como el resultado de la creación convencional de los individuos, como el resultado de una red compleja de relaciones  condicionadas de conflictos o colaboración entre individuos, como redes complejas de elementos subjetivos y objetivos, esta puede ser susceptible de transformarla. Se pudiera entender que la realidad social es algo más que números o magnitudes de cosas. 

Tan importante es lo observable y  cuantificable como lo son las propiedades intrínseca de esos hechos, así como las interpretaciones intersubjetivas de esos hechos. Asumir ambos dimensiones no conduce a indagar más allá de lo aparente, de lo observable o medible. Nos conduce a entender  y a provocar cambios cualitativos y cuantitativos.

En la práctica, en la Investigación Social, existe la tendencia a utilizar una u otra modalidad investigativa, atendiendo a las exigencias y necesidades  que se plantean en el proceso de investigación. De hecho ninguna de las dos puede prescindir de la otra, ya que por el contrario la realidad se reproducirá o se reflejará muy parcialmente en el pensamiento humano y el acto de conocer se desvirtuaría.

En cuanto a lo cualitativo, se interesa por las propiedades o cualidades de los fenómenos, sus características particulares, su interpretación, su análisis diacrónico. Esta se sustenta en posturas que asumen la realidad como en constante movimiento. Desde esta perspectiva la realidad no es definitiva ni absoluta. Para ella el sujeto y objeto poseen una relación inseparable. Difícilmente el investigador pueda separarse de su cosmovisión, de sus juicios de valor, razón por cual no cree en la neutralidad valorativa.

El investigador forma parte de esa realidad particular. Para este enfoque, en lo social, las leyes no son universales, estas poseen un carácter socio histórico. Más aun asume que cada contexto constituye un submundo con sus propias características con sus propias particularidades. Entre sus características se pueden mencionar:       

De las características de los métodos cualitativos.
·         Asume la realidad como una dinámica.
·         Son inductivos. Inician sus estudios con interrogantes vagamente formuladas partiendo de lo observado y siguiendo un diseño flexible.
·         No le interesa generalizar. Se concentra sus estudios en contextos  particulares.
·         Es subjetivo.
·         Se orienta a la solución de problemas. Y a los descubrimientos exploratorios, descriptivos e inductivos.
·         Poseen un perspectiva holística considerando al hecho a estudiar como un todo integrado y dinámico, teniendo encuentra su pasado y presente.
·         Enfatizan en la validez más que en la confiablidad mediante rigurosos procedimientos no estandarizados.
·         Utiliza los criterios de credibilidad (triangulación, observación persistente, análisis de los datos negativos) transferibilidad (inferencias lógica a situaciones similares al objeto de estudio) y confirmabilidad (confiabilidad, comprobación de la calidad e la información, su coherencia, su relación entre estas, encuesta de confirmación cualitativas) como formas de hacer confiables los resultados de una investigación.
·         Utilizan una multiplicidad de métodos, fuentes e investigadores para estudiar un solo problema los cuales son convergente en un solo punto, Acoge el principio de la triangulación y la convergencia.
·         Consideran valiosas todas las perspectivas de los diversos actores inmersos en la problemática.

De las ventajas  y limitaciones de los métodos cualitativos
A la luz de la teoría positiva, se le cuestiona su presunta falta de validez y confiabilidad. Sus métodos se sustentan más en la capacidad y juicios del investigador que en los procedimientos predominantemente reconocidos y aceptados como científicos. Quizás su debilidad consiste en su escaso desarrollo en cuanto a su aplicabilidad. Sin embargo los métodos cualitativos, por su misma característica de flexibilidad  permiten abordar los fenómenos sociales, considerando que estos se mantienen en constante movimiento. Para estos métodos la realidad social posee una dimensión auto formadora, autotransformadora o abierto al cambio intencional.  Y una dimensión semiótica lo cual implica una relación polisémica entre el significante observable y el significado latente. Lo observado 


Del proceso de investigación en el enfoque cuantitativo y cualitativo.

Para Ma Paz Sandin (2003) la investigación cualitativa se encuentra sometida a un proceso similar a cualquier otro tipo de investigación de naturaleza cuantitativa.  Se trata de un proceso en la que se identifica una fase de definición del problema, una fase de diseño del trabajo, una fase técnica de definición de las técnicas e instrumentos para la recolección de la información y una fase de análisis de la información y validación del informe. (137).

Para el modelo cuantitativo estos pasos se siguen de manera discretas en una especie de secuencia lineal, mientras que para el paradigma cualitativo acude a constates reflexiones mediante la cual informaciones de una fase se lleva a otras de tal forma que el inicio forme parte de la parte final y viceversa.

Si bien es cierto que la investigación cualitativa se sigue un perfil general, también lo es que la peculiaridad de cada fenómeno exige un camino a seguir también particular. Las estrategias de recolección de información y los métodos principales de investigación cualitativa le imprimen  un sello particular a cada una de las cinco fases. Aun así, de acuerdo con Ruiz Olabuenaga y Ispizua citado por Ma Paz Sandin (ob. cit.) es posible establecer un estilo cualitativo propio, como  resultado de la aplicación de un conjunto de criterios orientadores en cada una de las fases del proceso de investigación.

A diferencia del proceso de investigación cuantitativa, la investigación Cualitativa exige que el investigador se posicione y adopte una serie de decisiones no solo durante la elaboración del proyecto de investigación y al inicio del proceso sino también durante y al finalizar el estudio. Se trata de un proceso flexible, pero no por ello menos riguroso, mediante el cual el investigador va tomando decisiones a la luz de las nuevas interrogantes surgidas del trabajo mismo y cuyos resultados tendrán que someterse a validación.

Para el caso del proceso cuantitativo se plantea el método científico el que se prevé  una serie de pasos  inmodificables e inflexibles  que van desde la formulación de un problema, la identificación de un sistema teórico con el cual puedan establecerse las hipótesis respectivas, un sistema de comprobación de esas hipótesis, la definición de las técnicas necesarias para la recolección, organización, análisis e interpretación de los datos. 

Para el modelo cuantitativo el proceso de investigación se orienta a la comprobación y verificación de las hipótesis formuladas y sustentadas en el  marco teórico. Mientras que el propósito general de los modelos cualitativos es el de la exploración, descripción e interpretación  de los procesos presentes en una realidad determinada.

Rodríguez G, citado por Maria Paz Sandin (ob.cit)  reconoce el carácter continuo de  la investigación cualitativa, agrega además que cada fase no posee un inicio y un final bien claramente delimitado, sino que por el contrario las fases interactúan  entre ellas. Así por ejemplo la fase de identificación del problema puede extenderse a través de todo el proceso. En la modalidad de IAP la fase de evaluación se puede asumir simultáneamente a la fase de ejecución, etc. Rodríguez  y otros identifican en el proceso de investigación cualitativa cuatro fases fundamentales: Una Preparatoria. El trabajo de campo. Una fase analítica y una Informativa.  (p. 139).

El modelo cualitativo para la recolección de datos utiliza técnicas cualitativas. Se mencionan como  la de mayor uso la observación participante, las entrevistas no estructuradas y focalizadas y en algunos casos cuestionarios abiertos. Los datos recopilados se transforman en categorías con la finalidad de establecer comparaciones y posibles contrastes Para la recolección de datos,  a diferencia del modelo cualitativo, el cuantitativo usa técnicas que le garanticen un proceso de codificación  y  análisis  sustentados en modelos matemáticos y estadísticos. Este modelo enfatiza en la validez y confiabilidad del los instrumentos a aplicar. Mientras que el cualitativo solo enfatiza en la validez de los datos los cuales se determinan mediante la correspondencia que existe entre los datos recopilados y los datos aportados por los sujetos de investigación.  En cuanto al proceso de análisis e interpretación los cualitativitas tomas en cuenta la visión subjetiva que cada unos de los sujetos de investigación tienen sobre el hecho o realidad, es decir, busca la objetividad no en la cuantificación, verificación y contratación numérica del dato sino mediante la detección del significado subjetivo e inter subjetivo que tiene para los sujetos la realidad objeto de estudio. Tanto la recolección como el análisis se producen como procesos simultáneos en un constante reflexionar. Para los  cuantitativitas ambos procesos se dan como separados. 

En términos generales el proceso de investigación cualitativa se caracteriza por ser holístico, es decir que adopta un enfoque global de la situación objeto de estudio, El problema se aborda de manera contextualizada, es decir se toma en consideración los elementos socioculturales en el se encuentra inmerso la situación, exige una relación cara a cara, se centra en la comprensión de los problemas, el investigador es el principal instrumento de la recolección de datos , exige un continuo análisis de la información 

De la  integración de los  métodos cuantitativos y cualitativos

Hugo Cerda (ob.cit.) en el prologo de su libro La Investigación Total señala que  uno de los problemas mas complejos y agudo a los que se enfrenta un novel investigador es al de gran cantidad de métodos, técnicas e instrumentos de investigación terminan por confundirlo y desconcertarlo. Mas aun, considerando la densa y compleja red de escuelas, con sus correspondientes posturas epistemológicas, filosóficas y metodológicas en la que se fundamentan la investigación científica, donde conceptos y concepciones se relacionan, se contradicen o se oponen, dificultando así, la posibilidad de optar por una sin caer en el círculo de la otra o de seleccionar un procedimiento sin caer en dicotomías. (p.7)

Independientemente de las delimitaciones propias de los paradigmas cuantitativos y cualitativos y de sus connotaciones metodológicas, alrededor de ellas giran concepciones y propuestas como las propias del positivismo, de la dialéctica marxista, del racionalismo, de lo hermenéutico, de la teoría crítica, del empirismo o de otras tantas propuestas que con el tiempo han terminado asociándose con lo cuantitativo y lo cualitativo.

La polémica entre los paradigmas de investigación ha devenido en el debate de la integración de los  métodos  cualitativo y cuantitativo, los cuales suponen a su vez determinadas posturas en cuanto a sus dimensiones ontológicas, epistemologías y metodológicas.

Y más aun, cuando el debate se aparta de su dimensión filosófica o epistemológica y se sumerge en su dimensión metodológica y técnica  asume en ocasiones  características tan radicales como las dadas en lo teórico. De tal manera que aspectos ubicados dentro del paradigma cuantitativo como los cálculos y los valores estadísticos, la contrastación empírica, la rigidez de las hipótesis, lo noción de lo objetivo y de los niveles de validación se oponen a la concepción totalizante y holística, al significado social de la historia de vida, del método etnográfico y  a los efectos transformadores de la investigación cualitativa.

De acuerdo con lo que nos señala Hugo de la cerda   (Ob. Cit) es quizás el predominio del positivismo en la investigación lo que  ha venido inhabilitado la posibilidad de asumir  otras posturas distintas. Tradicionalmente la practica investigativa se ha encontrando asociada a una mecánica y a una practica que tiende a encasillar el trabajo investigativo. Al menos en lo que corresponde a la dimensión metodológica y técnica. En esa practica el investigador que asuma una Metodología - visto desde el punto de vista procedimental-  se encontrará obligado a dejar otras, dado a que la combinación de procedimientos metodológicos y técnicos constituiría una practica tipificada como no científica y poca rigurosa. Tal como lo señala Hugo de la Cerda (1994) en su libro Investigación Total, constituiría un sacrilegio metodológico  y epistemológico. En este caso el investigador se ve sometido a un conjunto de recetas de la cual debe escoger una. La posibilidades de articular coherentemente aspectos de las distintos métodos y/ o modalidades han sido asumidas como inviables. Es el desarrollo de las ciencias sociales lo que ha puesto en entredicho la hegemonía del método hipotético deductivo utilizado en las ciencias Naturales. Los investigadores sociales de vanguardia han dado al traste con el monismo metodológico que impone el calificativo de No Científico a la práctica investigativa y asimismo abrieron las posibilidades de articular aspectos de ambos paradigmas. (p.  10)

El debate entre lo cuantitativo y lo cualitativo  se viene planteando desde hace tiempo. En el se distinguen diversas posiciones como las descritas por Walkers y Evers  referidos por M Paz Sandin en el que se identifican las siguientes:

La primera de ella es el de la incompatibilidad. Esta postura es defendidas por que lo que señalan la existencia de paradigmas epistemológicamente diversos inconmensurables, de manera que las investigaciones sociales o educativas no pueden proporcionar un método racional para juzgar entre ellos. Esos son métodos incompatibles de investigar una realidad.

Al respecto, Hugo de la Cerda (ob. cit.) señala:

Para muchos teóricos de la investigación el acto de unificar o por lo menos correlacionar tímidamente estos paradigmas, es una empresa difícil y casi imposible, debido al profundo arraigo que tiene el paradigma cuantitativo en el campo científico y a la actitud crítica y desafiante asumida por los investigadores sociales en las últimas décadas. Su misma condición de paradigma, nos remite a una estructura cerrada y autónoma que no siempre es fácil abrir y correlacionar con otros paradigmas diferentes. Existe mucha resistencia para establecer compatibilidades y complementar las dos tendencias que a la postre ayudaría a enriquecer y a darle mayor consistencia al proceso investigativo y posibilitar una eventual libertad y fluidez en el instante de elegir sus métodos, técnicas y procedimientos. P. 19.

Agrega además, que estos  teóricos  no pueden admitir que un positivista asuma  métodos cualitativos o que un etnógrafo  utilice procedimientos cuantitativos. Pues ellos consideran que cada uno de los atributos  y métodos que identificamos  con uno o con otro  paradigma, debe estar teórica y prácticamente ligado a el. A juicio de estos los paradigmas  determinan lógicamente  la elección del método de investigación.

La segunda, denominada la de la unidad epistemológica de la ciencia que no acepta la existencia de diversos métodos de investigación que puedan agrupar inconmensurables paradigmas y más aun considera erróneo el concepto de paradigma. Esta abroga por una unidad epistemológica en la investigación educativa.

Y la tercera es el de la complementariedad, aun considerando que las bases ontológicas y epistemológicas sean distintas, estas se complementan en el proceso de investigación.

En relación a esta posición La Cerda nos indica:

La experiencia personal como investigador nos ha enseñado que esta complementación y unidad es posible en la práctica y que muchos de estos problemas tienen fundamentalmente un origen teórico, donde las polémicas  y controversias se tornan más agudas. P. 19.

De acuerdo con Ma. Paz Sandin autores como Guba y Lincon, Smith y Heshusis defienden  la postura de la incompatibilidad de métodos, mientras que  Cook y Reichardt defienden la complementariedad.

Para Hammersley, citado por Ma Paz Sandin, las dimensiones utilizadas para distinguir entre lo cualitativo y lo cuantitativo no deben suponer un contraste entre dos polos, entre dos posturas. Tales enfoques llevan a los investigadores Cuantitativitas a concluir  que lo cualitativo es malo, o a los investigadores cualitativitas que  lo cuantitativo es malo.  Para este autor (Hammersley) existe un rango de posiciones dentro de cada dimensión y además de ello no existe una relación directa entre una posición particular  en una dimensión y las asumidas en el resto.

Refiere Ma Paz Sandin que por ejemplo, en relación al positivismo como perspectiva teórica, Bentz y Sapiro señalan que la asociación entre el positivismo como forma de conocimiento y su preferencia por métodos cuantitativos crea confusión respecto a este termino. Sin embargo, el positivismo no es una forma particular de hacer investigación. No es un método per se. La etnografía puede abordarse desde una perspectiva positiva o no.

 Otros autores referidos par Ma. Paz Sandin,   como  Bericot quien, con una postura flexible y prudente, señalan que a pesar de una inconmensurabilidad  meta teórica y epistemológica se puede dar un acercamiento en el nivel técnico. Los planteamientos de este autor han contribuido a sintetizar las posturas relativas a la posible convivencia, integración, complementariedad o incompatibilidad de lo cualitativo y lo cuantitativo. Para graficar su planteamiento este autor recurre metafóricamente a la figura de la doble pirámide, para referirse a la existencia de dos sólidas tradiciones en investigación la cuantitativa y la cualitativa. En la punta superior de esta figura   se encuentra representado por los elementos meta teórica, epistemológica y ontológica. En esta se le caracteriza por su máxima coherencia discursiva de una perspectiva de la investigación, sin embargo por su altura, esta constituye a su vez  el mayor distanciamiento de la realidad empírica. En tanto que las partes bajas de la pirámide, la base, que por su amplitud toma contacto con la realidad, se caracteriza por ser más amplias son más plurales y consecuencialmente incoherentes.

De tal manera que para Bericat, sustentado en este modelo de explicación piramidal señala que el debate de la integración se ubica en dos dimensiones. Una Epistemológica que supone un nivel de coherencia Vertical entre cúspide y base y un nivel de coherencia horizontal que indica que los rasgos definitorios de un paradigma son indisolubles y no pueden ser tomados unos independientemente de otros sin el riesgo de naturalizarlos como paradigma. Y otra de carácter técnico en el que los niveles de coherencia vertical y horizontal son más flexibles. Asume que se pueden utilizar con mayores o menores grados bloques o partes de ambas pirámides. De tal manera que para Bericat, las posibilidades de integración solo pueden ser resueltas en el plano metodológico, evitando así el riesgo de un discursivo fundamentalismo paradigmático. Esta defensa de lo metodológico también implica la necesidad de que la nueva construcción que sea en si misma coherente, articulada  y fundamentada.

Para Ma. Paz, la adopción de postura flexible y equilibrada que enfrente la excesiva rigidez entre lo meta teórico y lo técnico,  se abre las posibilidades a diseños multimétodos teniendo cuidado en caer en yuxtaposiciones desordenadas o en absurdos agrupamientos técnicos. Bericat al respecto distingue tres estrategias de integración:

La estrategia de complementación:

 La estrategia de complementación se da cuando en el marco de una misma investigación se obtienen dos imágenes. Una procedentes de métodos de orientación cualitativa y otra de métodos de orientación cualitativa. Cada perspectiva ilumina una dimensión diferente de una realidad. El grado de integración metodológica es mínimo. El producto final es normalmente un informe dos partes diferenciadas en la que se exponen los resultados obtenidos en la aplicación de los respectivos métodos. En su nivel máximo, si la estrategia se ha desarrollado con ese fin puede dar lugar a síntesis interpretativas que integren los resultados de cada método.P.43.

La estrategia de combinación:
En las estrategias de combinación el resultado obtenido en una investigación un método puede perfeccionar la implementación de algún componente o fase de la investigación realizada por otro método, incrementándose así la calidad de los resultados de este ultimo. Se integra de manera subsidiaria un método, cualitativo o cuantitativo, en el otro, con el objetivo de fortalecer la validez del segundo, al compensar sus debilidades a través de la información obtenida con el primero. P.43.


La estrategia de triangulación:

En la estrategia de triangulación se pretende obtener una visión más completa de la realidad, no a través de dos miradas sino utilizando ambas orientaciones en el estudio de una misma realidad. La integración metodológica aumenta al pretender enfocar desde método distintos una misma parcela. P.43.

Para Hugo de la Cerda en la actualidad en el proceso investigativo se encuentra impregnada por la articulación  y complementación de los diversos métodos, instrumentos y técnicas independientemente se asocien o no a uno u otro paradigma. El rompimiento de esa dualidad metodológica  epistemológica -cuantitativa y cualitativa- constituye el punto de partida para plantease nuevas formas de integración y de complementación entre lo cuantitativo y lo cualitativo. De acuerdo con La Cerda este puede plantearse particularmente sobre la base del principio de la consistencia (unidad dentro de la variedad) de triangulación y convergencia y de la unidad dialéctica. Esto implica que no solo se trata del uso y de la aplicación de todos los procedimientos metodológicos y técnicos que sean pertinentes al problema sino que también se plantea un desafío interdisciplinario donde existe una clara interacción entre disciplinas y aéreas del conocimiento.

A manera de conclusión
De acuerdo a la literatura predominante a cerca del tema, lo cualitativo o lo  cuantitativo se encuentra asociado a los conceptos de paradigma,  modelos epistémicos,  método y/o metodología.

El termino paradigma implica la integración  de una concepción filosófica, una actividad y los procedimientos metodológicos propios de la investigación. Mientras que el término método a su vez, se asume como la conjunción teórica práctica, de estrategia y táctica, que se  encuentran condicionados por el paradigma del investigador.

El denominado método científico heredado del positivismo es solo una manera de producir conocimiento, es solo una manera de hacer investigación científica, es una manera de hacer ciencia. Asumirlo como único significa negar la historia, significaría negar la teoría misma.

El rompimiento tal dualidad metodológica  epistemológica -cuantitativa y cualitativa- constituye el punto de partida para la integración y de complementación de métodos de investigación sobre la base del uso y aplicación de procedimientos metodológicos y técnicos que sean pertinentes al problema.

Hoy en día el proceso investigativo se encuentra impregnada por la articulación  y complementación de los diversos métodos, instrumentos y técnicas independientemente se asocien o no a uno u otro paradigma. Se viene impulsando la utilización de diseños multimetodos, si bien atendiendo al criterio definido por MA Paz Sandin como de  Prudencia Metodológica.

Bibliografía

Ander Egg, Ezequiel (2004). Métodos y Técnicas de Investigación Social II. La ciencia: Su Método y la Expresión del Conocimiento Científico. México. Editorial Lumen.

Arias, Fidias (2006). El Proyecto de Investigación. Caracas Editorial Episteme,

Bisquerra, R (1989). Métodos de investigación educativa: Guía práctica. Barcelona 1ª. Ed.

Bunge, Mario (1981). La ciencia y Su Método.
Cerda, Hugo (1991). Los elementos de la Investigación. Editorial El Búho. Bogotá. Colombia.

Cerda, Hugo (1994). La Investigación Total. Bogotá, Colombia. Cooperativa Editorial Magisterio. 1994. P.100.

Hurtado L y Toro G. J. (2001) Paradigmas  y Métodos de Investigación. Valencia. Editorial Espíteme.

Morles, Víctor (2002). Ciencia y Tecnología y sus Métodos: Técnicas de la Ciencia y Ciencia de la Técnica. Caracas.

Paz Sandin, María (2003). La investigación Cualitativa en educación. Madrid. España. Mc Graw Hill..

Rodríguez y otros (1996). Metodología de la Investigación Cualitativa. Ediciones Aljibe, S.L.

Sabino, Carlos (1996). Los camino de la Ciencia. Bogotá,    Colombia. Panamericana.

1 comentario:

  1. Gracias, me ha sido de utilidad para entender la diferencia entre ambos enfoques.

    ResponderEliminar